Desarrollo del Espacio.

Casi siempre se empieza en la cocina de la casa, pero llega el punto donde uno tiene que mudarse del nido. Mi nueva zona de experimentación, es un espacio en Cuernavaca de unos 24 metros cuadrados, divididos de la siguiente manera: 2 metros cuadrados de almacén, para malta y botella, lo demás para el equipo de hacer cerveza, una tarja, los fermentadores, un par de repisas para todas las cosas pequeñas, un refrigerador (para levaduras, lúpulo y las cervezas para hacer cerveza), una puerta bastante amplia para, a la larga, poder meter equipo nuevo. Algo muy bueno de este espacio es que tiene posibilidad de ampliarse. Dónde está la tarja se puede abrir pared y ganar al menos otros 15 metros cuadrados.

Cervecería

El espacio es lo suficientemente versátil para trabajar. Por ahora no se necesita más.

Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *