Lo que tuvimos que aprender de los Thundercats

1211842524_fEsta gran serie de los 80´s marco la vida de más de alguno, entre ellos, yo. No solo era divertido levantarte a ver caricaturas en lugar de arreglarte para ir a la escuela, en lo particular había tres personajes que siempre me parecieron interesantes: Tigro, Pantro y Leon-O. El primero poco tiene que ver con el punto al que quiero llegar pero estaba increible que se podía hacer invisible y era buenísimo para los golpes. Pantro me latía bastante porque se las ingeniaba para armar lo que se le viniera en gana (habilidad muy útil para hacer un equipo casero, o muy pro, para hacer cerveza), por su culpa estudié ingeniería. Y Leon-O, que aunque al principio de la serie era una nenita llorona, se convierte en el personaje que dirige la orquestra y  porta la espada del augurio el cual le permitía ver más allá de lo evidente.

Esta habilidad que le daba la espada del augurio era lo que hacia fuerte a los Thundercats. Porque no basta con ser bueno dirigiendo el proyecto, no basta con ser bueno haciendo cerveza o ingeniarnos en hacer o modificar nuestro equipo de trabajo cervecero.Ver más allá de lo evidente, ser punta de lanza y saber a dónde dirigir la ateción es la mejor cualidad a trabajar.

El mercado siempre cambia y evoluciona. Las IPA que hoy tomamos y por las cuales estamos locos no necesariamente serán las que se queden o las que sigan pidiendo. El lúpulo es amor, pero podría haber escasez, sobre demanda o precios elevados. El mercado mexicano suele estar pidiendo cerveza “oscura”, “fuerte”, que tienda al café o chocolate, eso no quiere decir que en un futuro no evolucione a algo más sencillo o cómodo de tomar. Preguntas tan sencillas como ¿a quién le vamos a vender nuestra cerveza? o ¿con qué distribuidor nos conviene trabajar y por qué? hacen una gran diferencia si se planean.

En resume, ¿qué tuvimos que aprender de los Thundercast?:

Estar atento a lo que pueda pasar o lo que pueda venir y no dejarse llevar por humo y espejos que adornan el presente.

Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *