“No existe la mala cerveza, sólo hay unas que saben mejor que otras.”… ¡¿neta?!

7320035-original

Hace unas semanas leí esta frase la cual creo tiene graves implicaciones por las diferentes formas en las que se puede interpretar. Podría empezar diciendo que es una total y absoluta mentira, pero eso es sólo una opinón mia, así que para darle un poco más de peso les dejo cuatro puntos más que pueden definir a una cerveza mala:

  • Mala se considera lo que no me gusta, lo cual es totalmente subjetivo, muy valido, pero ¿qué tan verdadero?
  • Mala donde se considere la cerveza fuera del parámetro que anuncia, esto significa una mentira o engaño. Ejemplo: la etiqueta dice Stout pero realmente sus cualidades son de Brown Ale muy pesada.
  • Mala porque está llena de defectos que ocurren por errores en el proceso de elaboración. Elija el que guste: diacetil, acidez volatil, DMS, oxidación, contaminación por otro bicho, etc.
  • Existen cervezas que el consumidor simplemente no pela, esto se debe a una mala comercialización de la marca o, que solo son una moda o, que son un “one hit wonder“. Tan malas que desaparecen del mercado.

Creo que está claro que sí existen cervezas malas viendolo de más de una perspectiva. Ahora, mi problema con la frase es la carga de subjetividad que puede tener para el que inicia haciendo cerveza.

Cuando uno empieza a hacer cerveza no siempre se está buscando una crítica, en general en México no nos gusta que nos critiquen nada, siempre ese tema se vuelve muy personal. Pero la realidad es: si un producto llega a anaqueles, se expone al mercado (público comprador de todo nivel de conocimiento del producto), por lo tanto, también está expuesto a los puntos que dije con anterioridad. Está en uno como productor NO PERDER LA OBJETIVIDAD sobre lo que uno hace y aceptar lo que es y lo que no. Distinguir entre la subjetividad del cliente que toma tecate y se le hizo muy amarga una IPA  y la objetividad de un cliente más clavado que nos está hablando de algún defecto en el producto. Lograr distinguir y aceptar eso, creo yo, se llama ser profesional.

Regresando a la frase en cuestión: señores que inician a hacer cerveza, escuchen, sí hay cervezas malas (muchas). El trabajo de productor es ser objetivos con el producto y evitar que existan cervezas malas.

Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *